Escritura

Grafomotricidad en niños. 12 juegos fáciles para iniciar la escritura


Desde que los niños son pequeños, en el primer ciclo de Educación Infantil (0-3 años), se fomenta el desarrollo de la psicomotricidad fina mediante infinidad de actividades caseras y juegos fáciles que permiten el afianzamiento de la coordinación óculo-manual. Es importante trabajarla, ya que es la base para el siguiente nivel, la grafomotricidad de los niños, que será determinante para la iniciación a la escritura del niño o niña.

Sería así como subir escalones: en el primer peldaño estaría la psicomotricidad fina, en el segundo la grafomotricidad y en el tercer y último peldaño la escritura.

Según el informe 'Trastornos de motricidad' de New York Department of Health, el desarrollo motriz es la progresión que los bebés y niños a través de la cual logran controlar el uso de sus músculos para la postura, el equilibrio, la movilidad, así como la manipulación de los objetos con los que interactúa.

Una vez que el niño o niña tiene controlada la coordinación óculo-manual, domina los movimientos y la fuerza de sus manos, la rotación de la muñeca y es capaz de realizar la 'pinza' con sus dedos índice y pulgar, está preparado para comenzar con la grafomotricidad.

La grafomotricidad, se corresponde con el tipo de movimiento que realiza el niño o niña con su mano a la hora de escribir, dibujar o garabatear. En este momento, se deben plantear distintos tipos de ejercicios y actividades, como los que te proponemos a continuación, que ayudarán a los pequeños a desarrollar las habilidades de preescritura.

Alrededor de los 16 o 18 meses, los niños y niñas comienzan a desarrollar sus primeros trazos de grafomotricidad. Los ejecutan de manera libre y aleatoria, con ayuda de materiales como papel continuo, esponjas, pinceles o sus propios dedos y manos mojados en pintura.

Estos primeros trazos ayudan a coordinar la visión con el movimiento de la mano. Gracias a esto, el niño o niña se fascina y asombra con los colores que aparecen, y lo convierte en un fantástico recurso para estas edades.

A partir de 3 años, con el inicio del segundo ciclo de Educación Infantil (3-6 años), se desarrolla la grafomotricidad de manera más rigurosa y compleja. Los trazos se llevan a cabo sobre papel y generalmente se utiliza el lápiz.

Hay diferentes maneras de llevar a cabo la grafomotricidad; en función de la edad del niño o niña y su nivel de desarrollo psicomotriz:

- Para las primeras edades (de 0 a 3 años) basta con juegos y actividades donde pongan en continuo movimiento sus brazos, manos y dedos. Además de realizar garabatos y trazos sin sentido.

- Para edades entre los 3 y 6 años se empieza a cabo trazos rectilíneos y curvos. En primer lugar, se trabajarán los trazos rectilíneos: horizontales, verticales, cruzados, oblicuos, en aspa, etc.

Una vez controlado este tipo de trazo pasamos a los de tipo curvo: trazos curvos combinados, curvos horizontales, curvos verticales, en ondas, en semicírculos, en bucles, etc.

Podemos también llevar a cabo el trazo de figuras geométricas para afianzar así los trazos rectilíneos y curvos.

Son muchísimas las actividades que podemos realizar para fomentar y desarrollar la grafomotricidad como previo paso a la escritura. Aquí van algunas ideas para los niños, según su edad y nivel de desarrollo:

Para niños de 0 a 3 años, del primer ciclo de Educación Infantil

1. Realizar trazos libres sobre harina, arroz, arena, etc.

2. Arrugar papel de periódico.

3. Despegar pegatinas.

4. Pasar las páginas de un libro.

5. Realizar trazos y garabatos con pintura de dedos o pinceles.

6. Encajar y desencajar objetos o puzles.

Actividades para niños de 3 a 5 años, en el segundo ciclo de Educación Infantil

7. Realizar la grafía de letras y números sobre arena, arroz, azúcar, etc.

8. Punteado de diferentes formas geométricas.

9. Sobre un trazo ya realizado, colocar sobre él diferentes objetos (lentejas, garbanzos, botones, gomets, etc).

10. Desplazar algún objeto sobre el trazo, grafía o número, por ejemplo: con un coche de juguete.

11. Continuación de series con diferentes trazos.

12. Ejercicios de laberintos y unir un objeto que tenga relación con otro.

Son actividades que al principio pueden ser un poco complejas y difíciles para el niño o niña, por lo que la figura del adulto es fundamental para llevarlas a cabo y que el resultado sea un éxito. Para ello debemos de acompañar al menor en todo momento, motivándolo y animándolo a seguir mejorando, no podemos exigir en ningún momento. Hay que darle su tiempo hasta que consiga un total control y dominio que le hará estar preparado para comenzar con la etapa de la escritura.

Puedes leer más artículos similares a Grafomotricidad en niños. 12 juegos fáciles para iniciar la escritura, en la categoría de Escritura en sitio.

Video: 6 juegos para que tu hijo tenga bonita letra (Noviembre 2020).